Ginecomastia

Una primera consulta, servirá para que el cirujano conozca la historia clínica del paciente, diagnostique las causas del problema y plantee la solución más adecuada al mismo.

Lo primero es tratar de encontrar el origen real dela Ginecomastia, que podría deberse a una función hepática alterada, el uso de medicación a base de estrógenos, o el uso de esteroides anabolizantes. Si la causa radica en un problema médico, se le recomendará la visita al especialista apropiado.

 

Puede ocurrir que en esta primera cita se prescriba la realización de una mamografía. Para descartar la posibilidad del cáncer de mama y sobre todo para revelar la composición de la mama. Una vez determinado el volumen de grasa y tejido glandular, el cirujano decidirá la técnica quirúrgica más adecuada.

En esta cita inicial, se informará al paciente de la técnica que se empleará en la intervención, los plazos, el tipo de anestesia que se le aplicará y todo el proceso pre y post operatorio.

 


Carlos Gullón Cabrero
Cirujano Plástico

Como en cualquier intervención quirúrgica, se realizarán pruebas y análisis previos y se seguirán los protocolos habituales de ayuno de líquidos y sólidos en las 6 horas previas. Los pacientes que sean fumadores, deberán dejar de fumar al menos dos semanas antes de la intervención.
Actualmente la operación de Ginecomastia se realiza en el Hospital de Madrid Nisa Pardo de Aravaca, bajo anestesia general. Es muy importante realizar este tipo de intervención en un centro hospitalario que cuente con las más avanzadas medidas de seguridad, con una completa unidad de cuidados intensivos.

 

 

 

 

Una vez dormido el paciente al que se realizará la cirugía correctora de Ginecomastia, se esteriliza el campo quirúrgico y se procede a la operación. Su cirujano le informará de qué medidas habituales y extraordinarias tiene en cuenta por su seguridad durante la intervención de Ginecomastia, así como durante el postoperatorio a medio y largo plazo.

La intervención se realiza generalmente con anestesia general, bajo el exhaustivo control por parte del anestesista de quirófano, aunque según los casos puede precisar solo de anestesia local.

La duración de la intervención en quirófano dura entre una y dos horas.  Cuando la causa del problema es un exceso glandular, se produce una retirada mediante bisturí, a veces acompañado de liposucción.  Y cuando el origen es por exceso de grasa, el sistema de retirada es la liposucción, insertando una pequeña cánula a través de la incisión.  Dicha incisión ser realiza en el reborde de la areola, zona muy poco visible.

Durante los primeros días el paciente siente algunas pequeñas molestias, que se alivian mediante medicación. Como resultado de la intervención, se produce una inflamación natural que desaparece con en poco tiempo. Para ayudar a esta reducción se recomienda el uso de una prenda elástica duran las primeras semanas.

El paciente recupera su vida normal en tres o cuatro días tras la intervención. En el caso de que existan suturas, estas ser retiran en un par de semanas. El tratamiento que debe seguir tras la intervención es simple, sólo consiste en reducir al principio la actividad física y evitar los ejercicios intensos y los movimientos bruscos, en un plazo que ronda los seis meses el paciente habrá recuperado por completo el aspecto físico que deseaba.

Una vez realizada la intervención, el paciente acudirá a consulta para verificar la correcta cicatrización y comprobar la evolución del proceso. Estas revisiones serán programadas por su cirujano en un número de veces que varía en cada caso y que nunca supera el número de seis revisiones.

Lipofilling

Actualmente, es posible realizar una remodelación del contorno corporal, mediante la técnica de injertos de grasa autóloga, es decir, con tejido graso extraído del propio paciente a través de la liposucción.

Mediante liposucción se puede reinyectar en, pechos, glúteos,rostro, piernas o cualquier otra zona corporal donde se desee un mayor volumen, parte de la grasa extraída zonas que poseían una mayor acumulación. Que tras un proceso de centrifugado, se vuelve a inyectar en las zonas requeridas.

La gran ventaja de usar grasa autóloga de la propia personacomo material de relleno,es que no produce ningún tipo de rechazo y sus resultados son permanentes. A estas técnicas se les conoce como Lipoescultura con Transferencia y remodelación con grasa, o Remodelación Corporal por Lipofilling.

 

Tipos de intervención                             

  • Remodelación mamaria
  • Lipoimplante de pecho
  • Aumento de pecho y remodelación con grasa autóloga
  • Aumento de pecho con grasa autóloga
  • Lipoimplante de pecho
  • Aumento y remodelación de glúteos con grasa autóloga
  • Lipofilling facial
  • Bioplastia de pómulos, labios y/o mentón
  • Lipofilling en pantorrillas
  • Lipoplastia vulvar, Lipofilling en labios mayores
  • Lipofilling en secuelas de traumatismos, Cicatrices, pérdidas de sustancia
  • Síndrome de Poland

Lipofilling

La técnica de Lipofilling, consiste en obtener una reducida cantidad de grasa por aspiración de determinadas partes del abdomen, glúteos, o cualquier otra parte del cuerpo, para ser infiltrada en aquellos puntos del rostro donde existan surcos o depresión. O bien, donde se requiera un aumento de volumen, como por ejemplo en los labios o los pómulos.Es una técnica que no requiere cirugía.

Remodelación Facial mediante Bioplastia

La Bioplastia es una reciente técnica de rejuvenecimiento. En esencia se trata de un modelado realizado con bio-materiales que permite restaurar, esculpir o rectificar determinadas zonas del cuerpo, fundamentalmente el rostro.

Supone un avance importante frente a las técnicas tradicionales de relleno. En la Bioplastia la implantación se realiza en capas más profundas, frecuentemente intramusculares, que permiten  al especialista dibujar formas y perfiles  que mejoran el contorno del rostro, aportan belleza y un rejuvenecimiento de aspecto totalmente natural.

La Bioplastia ofrece muchas posibilidades y obtiene, en la mayoría de los casos, un resultado más natural que el obtenido mediante técnicas quirúrgicas de otro tipo. Siendo además mucho más persistente en el tiempo. Mediante esta técnica es posible realizar infiltraciones de Botox, vitaminas, ácido hialurónico, oligoelementos etc.

Lipofilling y Bioplastia

La combinación de Lipofilling y Bioplastia son la solución estética más eficaz actualmente.

Sus resultados son muy similares a los obtenidos mediante el Lifting, siempre que estén realizados por profesionales expertos y muy familiarizados con ambas técnicas. Su gran ventaja es la ausencia de complejos procesos quirúrgicos y unos resultados óptimos que aportan un rejuvenecimiento muy natural.

 

CASOS REALES

 

Blefaroplastia

Blefaroplastia es una intervención quirúrgica que tiene como objetivo el rejuvenecimiento de la zona periocular. Proporciona a los ojos un aspecto más joven, elimina el gesto de cansancio y aporta luminosidad a la mirada.

Con el paso del tiempo, al parpadear, nuestros músculos pierden tersura, pequeñas acumulaciones de grasa aumentan el tamaño de las odiadas “bolsas” y dan nuestro rostro un aspecto cansado y envejecido

Mediante la Blefaroplastia se elimina el exceso de piel y grasa del párpado superior a travçes de una pequeña incisión que queda oculta por el propio pliegue del párpado. A veces es preciso remodelar también el músculo orbicular y extirpar las bolsas de grasa, así como eliminar arrugas en el entrecejo.

 

La Blefaroplastia rejuvenece la imagen facial, elimina las bolsas y reduce las arrugas. Sus resultados son enormemente duraderos y en muchos casos resultan permanentes.

En una consulta previa, el cirujano estudiará su caso, medirá determinados parámetros y propondrá la técnica quirúrgica más aconsejable, informándole exhaustivamente sobre el proceso, el tratamiento y los plazos.

 


Carlos Gullón Cabrero
Cirujano Plástico

Como en cualquier intervención quirúrgica, se realizarán pruebas y análisis previos y se seguirán los protocolos habituales de ayuno de líquidos y sólidos en las 6 horas previas. Los pacientes que sean fumadores, deberán dejar de fumar al menos dos semanas antes de la intervención.

La operación se realiza en el Hospital de Madrid Nisa Pardo de Aravaca, bajo anestesia general. Es muy importante realizar este tipo de intervención en un centro hospitalario que cuente con las más avanzadas medidas de seguridad, con una completa unidad de cuidados intensivos.

La intervención se realiza generalmente con anestesia general, bajo el exhaustivo control por parte del anestesista de quirófano.

La duración de la intervención en quirófano dura aproximadamente una hora y media.  Durante la misma, se realizan incisiones en la piel de los párpados para extirpar el exceso de piel y músculo orbicular. A continuación, se extirpa la grasa para eliminar las bolsas palpebrales y finalmentese procede con el proceso de sutura.

El postoperatorio de la Blefaroplastia no suele ser doloroso. Tras la intervención se aplicará una pomada oftálmica y apósitos con suero fisiológico muy frío que ayuda a reducir las molestias y la inflamación.

Durante los primeros días existirá una leve hinchazón y cardenales en los párpados, pero en un par de semanas, el paciente podrá disfrutar de un aspecto totalmente normal.

En los primeros días las cicatrices serán visibles, unas finas líneas enrojecidas sobre el párpado superior y por debajo de las pestañas en el inferior, que se extienden unos milímetros hacia la sien y que irán desapareciendo paulatinamente.

En algunos casos, tras la intervención de blefaroplastia, el paciente puede presentar ciertas dificultades en la vista, que desaparecen en un par de semanas. Conjuntivitis y hematomas subconjuntivales, que con un correcto tratamiento desaparecen rápidamente. También suele ser habitual que, durante el sueño en los primeros días, los párpados no lleguen a cerrarse por completo,lo que se corrige fácilmente con sencillos ejercicios.

Los resultados de la operación de Blefaroplastia son siempre muy favorables y duraderos. Prácticamente en el 100% de los casos, las bolsas nunca vuelven a aparecer.

Una vez realizada la intervención, el paciente acudirá a consulta para verificar la correcta cicatrización y comprobar la evolución del proceso. Estas revisiones serán programadas por su cirujano en un número de veces que varía en cada caso y que nunca supera el número de seis revisiones.

Como en cualquier intervención quirúrgica, existen algunos inconvenientes y riesgos,que si bien no conllevan problemas graves, es preciso conocer

  • Posibles infecciones.
  • Visión doble o borrosa durante los primeros días.
  • Edema temporal de los párpados.
  • Asimetrías leves en la cicatrización.
  • Dificultad para cerrar completamente los párpados durante el sueño.
  • Párpado inferior plegado o torcido, que podría precisar una cirugía de revisión.

Realizamos una blefaroplastia o cirugía correctora de los párpados superior e inferior. Asimismo mejoramos la bolsa malar, que es la bolsa que se sitúa bajo el párpado inferior, mediante técnicas de relleno con grasa, consiguiendo una notable mejoría en el aspecto de la mirada.

 

Lifting facial

El lifting facial, también denominado cirugía de reposicionamiento y estiramiento facial,es una intervención que tiene como objetivo la corrección de la flaccidez de piel y músculos, para devolver al paciente la textura y luminosidad de un rostro rejuvenecido.

Asociado a otras técnicas, como injertos por lipofilling de grasa autóloga, permite restaurar los volúmenes, compensando, por ejemplo, los desagradables resultados que produce en el rostro una pérdida de peso, como consecuencia de dietas y ejercicio físico.  El descolgamiento y flacidez de la piel y músculos se eliminan y la paciente vuelve a disfrutar de un rostro más terso, joven y luminoso.

 

El paso del tiempo y las pérdidas de peso, tienen como consecuencia un descolgamiento de tejidos y una profundidad en las marcas de expresión que hacen que nuestro rostro se muestre envejecido. El lifting facial consigue devolver la firmeza a los tejidos, reposiciona para definir los contornos y elimina las arrugas, con un resultado natural que devuelve una joven luminosidad al rostro.

La técnica de lifting se aplica con éxito en todas las zonas de la cara y cuello, las cicatrices de la intervención se ocultan bajo el cuero cabelludo y tras los pliegues de las orejas para hacerlas prácticamente imperceptibles.

En una consulta previa, el cirujano estudiará su caso, medirá determinados parámetros y propondrá la técnica quirúrgica más aconsejable, informándole exhaustivamente sobre el proceso, el tratamiento y los plazos.

 

Una detallada exploración servirá, junto con el historial clínico de la paciente, determinarán las pruebas a realizar, analíticas, electrocardiograma, etc.

Igualmente resulta muy importante transmitir al cirujano cuáles son las expectativas previas, de forma que se pueda determinar si podrán cumplirse y cual debe ser la técnica más adecuada para lograrlo.

 


Carlos Gullón Cabrero
Cirujano Plástico

Como en cualquier intervención quirúrgica, se realizarán pruebas y análisis previos y se seguirán los protocolos habituales de ayuno de líquidos y sólidos en las 6 horas previas.
La operación se realiza en el Hospital de Madrid Nisa Pardo de Aravaca, bajo anestesia general. Es muy importante realizar este tipo de intervención en un centro hospitalario que cuente con las más avanzadas medidas de seguridad, con una completa unidad de cuidados intensivos.

 

 

La intervención se realiza con anestesia general, bajo el exhaustivo control por parte del anestesista de quirófano.

Existen dos grandes tipos de lifting, el denominado lifting coronal que se suele practicar a pacientes con una edad que supera los 50 años y en la que realiza un levantamiento generalizado, debido al exceso de piel.

El lifting temporal es el practicado a pacientes de menor edad, generalmente entre 40 y 45 años, donde es habitual el uso de Endotine (MR), un dispositivo interno que facilita el control y la fijación de los tejidos blandos.

El postoperatorio de una intervención de lifting no suele ser doloroso, tan sólo algunas pequeñas molestias por la sensación de hinchazón inicial. Sin embargo el proceso inflamatorio remite en muy pocos días y en un plazo total de tres o cuatro semanas, el paciente puede retomar su vida normal, sin más huella de la intervención que un rostro natural, rejuvenecido y luminoso.

 Como en cualquier intervención quirúrgica, existen algunos inconvenientes y riesgos,que si bien no conllevan problemas graves, es preciso conocer:

  •  Aparición de hematoma
  •  Infección
  •  Reacciones a la anestesia
  • En casos muy infrecuentes, se pueden producir lesiones en los nervios que controlan el movimiento de algunos músculos de la cara.

·         Las fumadoras tienen un mayor riesgo de padecer pérdidas de piel o  problemas de cicatrización.

Abdominoplastia

La abdominoplastia consiste en una intervención quirúrgica en la que se extirpa el exceso de piel y grasa abdominal del abdomen del paciente, al tiempo que se elimina la flacidez y se aumenta la tensión de la pared muscular aproximando los músculos rectos abdominales, proceso que se conoce como diástasis abdominal.

El problema de exceso de tejido abdominal en muy común y se debe a distintas causas, como las secuelas de los embarazos o los cambios bruscos de peso.

El resultado de la abdominoplastia es obtener un abdomen más plano con una pared muscular más vigorosa y firme. Es el proceso que corrige el problema de exceso de tejido abdominal, de una manera más eficaz y duradera,

La operación, descrita a grandes rasgos, consiste en extirpar el exceso de grasa y de piel, después se une, se tensa y se reparan los músculos de la línea media del abdomen. Todo a través de una pequeña incisión practicada en la parte inferior del abdomen, a la altura del vello púbico para disimular la posterior cicatriz.

En una consulta previa, el cirujano estudiará su caso, medirá determinados parámetros y propondrá la técnica quirúrgica más aconsejable, informándole exhaustivamente sobre el proceso, el tratamiento y los plazos.

 


Carlos Gullón Cabrero
Cirujano Plástico

Como en cualquier intervención quirúrgica, se realizarán pruebas y análisis previos y se seguirán los protocolos habituales de ayuno de líquidos y sólidos en las 6 horas previas.
La operación se realiza en el Hospital de Madrid Nisa Pardo de Aravaca, bajo anestesia general. Es muy importante realizar este tipo de intervención en un centro hospitalario que cuente con las más avanzadas medidas de seguridad, con una completa unidad de cuidados intensivos.

 

 

 

La intervención se realiza con anestesia general, bajo el exhaustivo control por parte del anestesista de quirófano y su duración oscila entre dos y tres horas.

Según la complejidad del caso, la operación de abdominoplastia puede durar entre dos horas y tres horas.

A través de una incisión practicada en una zona poco visible, se extirpa el exceso de grasa y se libera la piel abdominal, si es preciso se refuerzan con suturas los músculos del abdomen. Y por último se tracciona la piel y se extirpa la sobrante.

Una vez realizada la intervención, el paciente acudirá a consulta para verificar la correcta cicatrización y comprobar la evolución del proceso. Estas revisiones serán programadas por su cirujano en un número de veces que varía en cada caso y que nunca supera el número de seis revisiones.

¿Es posible la lactancia?
La colocación del implante detrás de la glándula parece no tener influencia en la lactancia.

¿Favorece las prótesis mamarias la aparición de cáncer de mama?
La relación entre el cáncer de mama y las prótesis se ha investigado sin poner en evidencia ningún vínculo entre los dos y el implante de una prótesis mamaria no aumente para nada el riesgo de cáncer de mama. Los cirujanos de centros anticancerosos utilizan frecuentemente las prótesis mamarias en la cirugía reconstructiva.

¿La vigilancia de la mama es posible?
Teniendo en cuenta que la prótesis está detrás de la glándula mamaria, la vigilancia clínica es simple. La presencia de un implante puede modificar la capacidad de los rayos X para detectar un cáncer de mama. Las pacientes portadoras de implantes mamarios deben precisarlo al radiólogo para que pueda utilizar métodos específicos y adaptados (ecografía, mamografía digital).

¿Por qué fueron tan controvertidas las prótesis de silicona hace algunos años?
Las prótesis mamarias rellenas de gel de silicona fueron acusadas de desencadenar enfermedades autoinmunes en algunas pacientes. Hoy en día, el conjunto de trabajo científicos a este respecto ha aportado la prueba que no hay un aumento significativo del riesgo de enfermedad autoinmune en mujeres portadora de implante mamario y en particular aquellos rellenos de gel de silicona.

¿Hay una vigilancia después del implante de una prótesis mamaria?
Es necesario someterse a visitas postoperatorias en función de la prescripción del cirujano. Posteriormente, la presencia de una prótesis mamaria no implica realizar exámenes adicionales a la vigilancia médica habitual pero es indispensable precisar al médico que usted es portadora de implante mamarios. Es imperativo en caso de modificación de una mama (endurecimiento o al contrario reblandecimiento) consultar al médico (ginecólogo, cirujano) que podrá juzgar si es necesario recurrir a un examen radiológico o ecográfico. En resumen, no hay que exagerar los riesgos, pero simplemente, ser consciente que una intervención quirúrgica, aún aparentemente simple, implica siempre una pequeña parte aleatoria.

Recurrir a un cirujano plástico cualificado le asegura que este tiene la formación y la competencia requerida para evitar estas complicaciones, o tratarlas eficazmente en caso contrario.

Estos elementos de información le son dados en complemento a su consulta, le aconsejamos conservarlo, y leerlo atentamente después de la consulta y de reflexionar sobre él con “cabeza fría”.

Estas reflexiones ocasionarán, quizás nuevas preguntas, para las cuales espera información complementaria. Estamos a su disposición para discutirlas en una consulta.

Liposucción

La liposucción es una técnica médica empleada en cirugía estética para el remodelado del contorno corporal. El método consiste en la extracción de grasa de zonas específicas del cuerpo para la redistribución de volúmenes que mejoren la figura.

Normalmente se aplica la liposucción:

  • En la parte superior e inferior del abdomen
  • En la cintura
  • En las caderas
  • En la parte inferior de la espalda
  • En la parte superior de los brazos
  • En la zona externa de los muslos
  • En la parte interna de las rodillas
  • En las pantorrillas
  • En los tobillos
  • En el mentón
  • En los pómulos
  • En la papada.

Mediante la liposucción, resulta posible mejorar el aspecto de cualquier parte del cuerpo masculino y femenino. Suprimiendo las acumulaciones de grasa, la figura se estiliza y adopta una imagen más joven, saludable y atractiva. Y supone la manera más eficaz de eliminar totalmente la grasa localizada que no termina de desaparecer con dietas y ejercicio.

 

 

En la actualidad, es una intervención que se realiza con frecuencia en hombres y mujeres. En U.S.A, la liposucción es la operación de cirugía estética que más se realiza a varones, siendo las de la zona de abdomen y de los costados del torso, los odiados “michelines”, las intervenciones más populares.

En una consulta previa, el cirujano estudiará su caso, medirá determinados parámetros y propondrá la técnica quirúrgica más aconsejable, informándole exhaustivamente sobre el proceso, el tratamiento y los plazos.

 


Carlos Gullón Cabrero
Cirujano Plástico

Como en cualquier intervención quirúrgica, se realizarán pruebas y análisis previos y se seguirán los protocolos habituales de ayuno de líquidos y sólidos en las 6 horas previas.

 

 

 

 

Es recomendable no ingerir analgésicos, anti-inflamatorios, o cualquier otro fármaco que pudiera alterar el proceso de coagulación, en la semana que precede a la intervención. Igualmente, se desaconseja durante esos días tomar productos de herbolario y fumar.

Durante este proceso , podrás contactar con nuestro personal que te resolverá cualquier duda que tengas así como los detalle que necesites aclarar sobre tu próxima intervención.

La operación se realiza en el Hospital de Madrid Nisa Pardo de Aravaca, bajo anestesia general. Es muy importante realizar este tipo de intervención en un centro hospitalario que cuente con las más avanzadas medidas de seguridad, con una completa unidad de cuidados intensivos.

La intervención se realiza con anestesia general, bajo el exhaustivo control por parte del anestesista de quirófano y su duración oscila entre una y tres horas.

Las incisiones se realizan siempre en zonas poco visibles para conseguir que la cicatriz de la intervención sea casi imperceptible.

En función de cada caso concreto y dependiendo de si la intervención implica la liposucción de una o varias zonas, el cirujano determinará el orden de actuación y los procesos que se deriven de ello.

El postoperatorio de este tipo de intervenciones prevé 24 horas de observación y reposo en la Unidad de Cuidados Intensivos. Las molestias lógicas producidas por la inflamación, se mitigan mediante un tratamiento con analgésicos. Es imprescindible el reposo y una estancia de varios días en el hospital, cuyo número dependerá de la complejidad de la intervención y del tipo de zonas que se hayan tratado.

 

 

 

 

Al terminar el ingreso hospitalario, se le pondrá al paciente un tratamiento médico específico, que prescribirá el cirujano y, generalmente, el uso de una faja compresiva. Aproximadamente en el plazo de un mes, la incorporación a la vida cotidiana será total.

El aspecto deseado para las zonas tratadas con liposucción o lipoescultura, no se logrará por completo hasta los 6 meses posteriores a la intervención.

Estas son algunas recomendaciones para el proceso posoperatorio:

  • Sentirás las molestiaspropias de un proceso quirúrgico. El cirujano prescribirá el tratamiento a seguir para aliviar las molestias y evitar infecciones.
  • Tras la liposucción el área tratada se inflamará y probablemente también se amorate. Será necesario usar una faja de compresión para las zonas tratadas, con el objetivo de evitarla  hinchazón y procurar una óptima adaptación de la piel al nuevo contorno. Esta faja no debe quitarse hasta la primera revisión en consulta, ni siquiera por razones de higiene, hasta que el cirujano lo determine.
  • Es conveniente no hacer esfuerzos, caminar suavemente y pasar el mayor tiempo posible descansando.
  • Es posible pasear y caminar poco después de la cirugía, aunque si la liposucción ha afectado a varias zonas habrá que hacerlo poco a poco, para evitar mareos.
  • En las zonas declives, como pies y pantorrillas puede existir hinchazón, especialmente si la faja no cubre ese nivel. Para evitarlo se pueden usar medias de compresión débil. Y se recomienda no permanecer de pie sin caminar y elevar los pies cuando nos sentamos.
  • Aunque los efectos de la liposucción se perciben muy pronto, hasta los seis meses no disfrutarás de un resultado total y definitivo.
  • Mantener o disminuir el peso, realizando ejercicio unas tres veces por semana, ayudará a mantener de manera permanente los resultados de la liposucción. El cirujano determinará cuándo es posible iniciar de nuevo la actividad deportiva y qué tipo de ejercicios se pueden realizar.

Aumento glúteos

Los glúteos son una zona del cuerpo, que en los actuales modelos de belleza, tanto femenina como masculina, se cuida cada día más. Corregir su volumen, aumentándolo o modificándolo, reducir las depresiones, compensar la flaccidez, son actuaciones que se realizan con mucha frecuencia. La cirugía actual propone soluciones rápidas y efectivas capaces de cumplir las aspiraciones de cada paciente.

 

Los procedimientos quirúrgicos más habituales son la corrección del volumen o el contorno de los glúteos y del doble pliegue glúteo.

Existen dos grandes tipos de actuación para el aumento de volumen: Mediante implantes o con grasa del propio paciente.

Para los implantes se usan geles de silicona cohesivos, que ofrecen la máxima seguridad y estabilidad a lo largo del tiempo.

Y en cuanto a la remodelación con grasa del paciente, previamente ha sido precisa una liposucción. Pero en cualquiera de los dos casos la intervención se realiza a través de incisiones muy pequeñas, cuyas cicatrices quedarán ocultas entre ambos glúteos.

En una consulta previa, el cirujano estudiará su caso, medirá determinados parámetros y propondrá la técnica quirúrgica más aconsejable, informándole exhaustivamente sobre el proceso, el tratamiento y los plazos.

 


Carlos Gullón Cabrero
Cirujano Plástico

Como en cualquier intervención quirúrgica, antes de realizar una Gluteoplastia, se realizarán pruebas y análisis previos y se seguirán los protocolos habituales de ayuno de líquidos y sólidos en las 6 horas previas.

 

 

 

 

Es recomendable no ingerir analgésicos, anti-inflamatorios, o cualquier otro fármaco que pudiera alterar el proceso de coagulación, en la semana que precede a la intervención. Igualmente, se desaconseja durante esos días tomar productos de herbolario y fumar.

La operación se realiza en el Hospital de Madrid Nisa Pardo de Aravaca, bajo anestesia general. Es muy importante realizar este tipo de intervención en un centro hospitalario que cuente con las más avanzadas medidas de seguridad, con una completa unidad de cuidados intensivos.

 

La intervención aumento de glúteos se realiza con anestesia general, bajo el exhaustivo control por parte del anestesista de quirófano y su duración oscila entre una y dos horas.

Las incisiones se realizan siempre en zonas poco visibles para conseguir que la cicatriz de la intervención sea casi imperceptible.

En función de cada caso concreto, el cirujano determinará el orden de actuación y los procesos que se deriven de ello.

Como en cualquier intervención quirúrgica, existen algunos inconvenientes y riesgos en la cirugía de aumento de glúteos, como el dolor, que se controla con analgésicos o como los amoratamientos, inflamación y alteraciones de la sensibilidad que durarán muy poco tiempo.

Las cicatrices con el tiempo tenderán a ser poco visibles. Los riesgos son los propios de la anestesia y los derivados de la cirugía, fundamentalmente el sangrado, los hematomas (colecciones sanguíneas), las infecciones, pérdida parcial de la piel, alteraciones duraderas de la sensibilidad, problemas de cicatrización. Las fumadoras tienen más riesgo de padecer pérdidas de piel y problemas de cicatrización.

Secuelas del embarazo

El embarazo deja en la mujer unas secuelas que hoy en día se eliminan mediante procesos quirúrgicos sencillos, rápidos y muy eficaces. Recuperar la figura y tener un aspecto igual o mejor que antes del embarazo, es algo que se consigue con los siguientes tratamientos:

Miniabdominoplastia

Se denomina miniabdominoplastia a la intervención de cirugía estética que consiste en corregir pequeños excesos de piel y grasa de la zona abdominal sin que resulte necesario hacer un reposicionamiento del ombligo. En una abdominoplastia se aporta tensión a todo el abdomen, tanto por encima como por debajo del ombligo,sin embargo, laminiabdominoplastiase centra solo en la parte inferior ala línea del ombligo. La cicatriz de una miniabdominoplastia es muy similar a la de una cesárea en cuanto a su situación y longitud, si bien al realizarse por un cirujano plástico se consigue que sea casi imperceptible, al situarse justo por encima del vello púbico. Es una intervención muy frecuente para eliminar la piel descolgada por los efectos del embarazo

Umbilicoplastia

La umbilicoplastia, es recomendable para algunos de los pacientes que se realizan una intervención de  abdominoplastia.

La umbilicoplastia es una solución para aquellas personas que tienen ombligos demasiado alargados o planos y a quienes les gustaría que tuviera una forma más redonda.También para personas con problemas en la forma, posición o tamaño del ombligo desde el propio nacimiento, o como consecuencia de cualquier trauma, accidente o cirugía defectuosa ocurrida anteriormente. Otro de los casos frecuentes son pacientes que presentan una pequeña hernia que deforma el ombligo y desean corregirlo para que ofrezca un aspecto más estético.

Una de las intervenciones de cirugía estética que se están demandando más últimamente es la umbilicoplastia, un procedimiento que mejora la forma, tamaño y posición del ombligo, para lograr un aspecto más armonioso y atractivo de la zona abdominal.

La umbilicoplastia o cirugía del ombligo es una intervención sencilla y rápida que elimina problemas estéticos derivados de accidentes o deformaciones naturales congénitas.

En una consulta previa, el cirujano estudiará su caso, medirá determinados parámetros y propondrá la técnica quirúrgica más aconsejable, informándole exhaustivamente sobre el proceso, el tratamiento y los plazos.

 

En esta primera cita se solicitarán otras pruebas complementarias: analíticas, electrocardiograma, ecografía, etc.

 


Carlos Gullón Cabrero
Cirujano Plástico

Como en cualquier intervención quirúrgica, antes de realizar una umbilicoplastia  a, se realizarán pruebas y análisis previos y se seguirán los protocolos habituales de ayuno de líquidos y sólidos en las 6 horas previas.

 

 

Es recomendable no ingerir analgésicos, anti-inflamatorios, o cualquier otro fármaco que pudiera alterar el proceso de coagulación, en la semana que precede a la intervención. Igualmente, se desaconseja durante esos días tomar productos de herbolario y fumar.

Según cada caso concreto, la intervención se realizará como paciente ambulatorio o mediante ingreso hospitalario. El cirujano habrá determinado de antemano la técnica específica a aplicar, que podrá incluir anestesia local o general. La operación dura aproximadamente una hora y mediante pequeñas incisiones, el cirujano reposiciona el ombligo y/o modifica su forma.

Como en cualquier intervención quirúrgica, existen algunos inconvenientes y riesgos en la umbilicoplastia ,pero generalmente no se producen grandes complicaciones, siempre que contemos con cirujanos cualificados y con experiencia en intervenciones de este tipo.

Algunos efectos secundarios y riesgos posibles son:

  • Infección en la cicatriz.
  • Inflamación y/o hematomas.
  • Mala cicatrización.
  • Pérdida de sensibilidad.
  • Asimetría en la piel.
  • Dolor y/o hinchazón.

Cirugías de lipofilling

La Remodelación corporal mediante la técnica de Lipofilling, consiste en obtener una reducida cantidad de grasa por aspiración de determinadas partes del abdomen, glúteos, o cualquier otra parte del cuerpo, para ser infiltrada en aquellos puntos del cuerpo que requieran un aumento de volumen. Supone una reordenación de las acumulaciones de grasa, para eliminarla de zonas donde sobra para aplicarla en otras que necesitan ser remodeladas y poder disfrutar así de una figura más atractiva. Pecho, glúteos, pantorrillas, pómulos, labios… cualquier parte del cuerpo puede ser remodelada mediante lipoescultura o lipofilling.

Las técnicas más usadas para combatir los efectos del embarazo son:

  • La remodelación mamaria
  • El aumento de pecho
  • El aumento y remodelación de glúteos
  • El lipofilling facial

Síndrome de Poland

Se conoce como síndrome de Poland a una alteración congénita que altera el desarrollo correcto de algunos músculos, como el pectoral menor, el pectoral mayor y algunos otros de la zona escapular. Deformidades de la mama o de la pared torácica, que producen falta de desarrollo e incluso la inexistencia total de la mama, lo que se denomina amastia.

Es una patología que produce diferentes grados de afectación y, en consecuencia, su cirugía correctora resulta variable. Lo más habitual suelen ser intervenciones de cirugía plástica que mejoran el volumen y la simetría del pecho femenino, para conseguir un aspecto más armonioso y atractivo.

Mediante técnicas de Lipofilling, se evitan los habituales problemas provocados por materiales de relleno sintéticos además de proporcionar los beneficios propios de la liposucción en zonas del cuerpo donde el exceso de grasa afea los contornos.

Recientes estudios demuestran que la presencia de las células madre presentes en el tejido adiposo producen una importante mejoría de la calidad epidérmica,gracias a su gran capacidad regenerativa.

Las principales ventajas del tratamiento del Síndrome de Poland mediante técnicas de lipofilling son:

  • Su total compatibilidad.
  • Una mejoría notable en la calidad de la piel.
  • Una mayor capacidad regenerativa.
  • Una gran versatilidad.

Cicatrices de cesáreas

Generalmente al practicarse una cesárea se procura no dejar una cicatriz muy evidente, pero no siempre se consigue y a veces la huella resulta demasiado visible y poco estética. Mediante intervenciones de cirugía estética, es posible mejorar el aspecto y disimular las cicatrices de forma muy efectiva.

Cicatrices con aspecto grueso, adheridas, retráctiles, ensanchadas o situadas en un lugar inadecuado y muy visible, todos estos problemas son fáciles de solucionar mediante distintas técnicas quirúrgicas.

En una cita previa diagnóstica, el cirujano evaluará su caso concreto y le aconsejará sobre el método más fiable y adecuado a su problema.

Cirugía genital femenina

Las técnicas más usadas en cirugía estética genital femenina son:

  • Labioplastia / Ninfectomíavulvar
  • Vaginoplastia / Rejuvenecimiento vaginal
  • Lipoplastiavulvar / Lipofilling en labios mayores
  • Himenoplastia
  • Liposucción de pubis

Dentro de las secuelas negativas que deja un embarazo sobre el cuerpo femenino, pueden incluirse determinadas imperfecciones en la zona vaginal. Dichas alteraciones, que también pueden ser fruto de problemas congénitos o simplemente del paso del tiempo, tienen una solución sencilla en las nuevas técnicas de cirugía estética.

Los tratamientos para el embellecimiento de los genitales femeninos externos son variados:

  • Lipoinfiltración de labios mayores o menores.
  • Corrección de desproporciones en clítoris y labios menores.
  • Reconstrucciónde himen.
  • Estrechamiento de la cavidad vaginal, reafirmando la musculatura vulva.
  • Reparación de consecuencias de enfermedades o intervencionesanteriores.
  • Reparación de deformidades, mutilaciones rituales o por accidente.
  • Corrección de situaciones de intersexualidad, como ausencia de vagina o cavidad insuficiente.

Las intervenciones que más se demandan hoy día son la ninfectomíavulvar o labioplastia, la vaginoplastia o rejuvenecimiento vaginal, la llipoplastiavulvar o lipofilling en labios mayores, la himenoplastia y la liposucción de pubis.

En una consulta previa, el cirujano estudiará su caso, medirá determinados parámetros y propondrá la técnica quirúrgica más aconsejable, informándole exhaustivamente sobre el proceso, el tratamiento y los plazos.

 

En esta primera cita se solicitarán otras pruebas complementarias: analíticas, electrocardiograma, ecografía, etc.

 


Carlos Gullón Cabrero
Cirujano Plástico

Como en cualquier intervención quirúrgica, antes de realizar una miniabdominoplastia, se realizarán pruebas y análisis previos y se seguirán los protocolos habituales de ayuno de líquidos y sólidos en las 6 horas previas.

 

 

Es recomendable no ingerir analgésicos, anti-inflamatorios, o cualquier otro fármaco que pudiera alterar el proceso de coagulación, en la semana que precede a la intervención. Igualmente, se desaconseja durante esos días tomar productos de herbolario y fumar.

La operación se realiza en el Hospital de Madrid Nisa Pardo de Aravaca, bajo anestesia general. Es muy importante realizar este tipo de intervención en un centro hospitalario que cuente con las más avanzadas medidas de seguridad, con una completa unidad de cuidados intensivos.

 

 

La intervención se realiza con anestesia general, bajo el exhaustivo control por parte del anestesista de quirófano y su duración oscila entre una y dos horas.

A través de una incisión practicada en una zona poco visible, se extirpa el exceso de grasa y se libera la piel abdominal, si es preciso se refuerzan con suturas los músculos del abdomen. Y por último se tracciona la piel y se extirpa la sobrante.

Aumento de mamas

AUMENTODEMAMASUna mamoplastia de aumento consiste en corregir el volumen de la mama juzgado insuficiente por el implante de una prótesis detrás de la glándula mamaria. La mamoplastia de aumento ayuda a mejorar el tamaño y la forma del pecho femenino. Es la intervención perfecta para aquellas mujeres con un pecho excesivamente pequeño, para corregir una diferencia de tamaño entre ambas mamas o para reafirmar los pechos caídos tras los meses de lactancia. Con esta cirugía conseguimos aumentar el tamaño de los senos una o varias tallas.

Existen distintas técnicas quirúrgicas, y será el cirujano quien aconsejará a la paciente sobre la más adecuada basándose en la forma de los pechos, la anatomía y la calidad de la piel.

Prótesis mamarias o Plastia de aumento
La hipoplasia mamaria es definida por un volumen de mama insuficientemente desarrollado con relación a la morfología de la paciente.
Ella puede ser primaria (mamas pequeñas tras la pubertad) o aparecer secundariamente, después de un adelgazamiento importante o de un embarazo seguido de lactancia.
Puede ser aislada o asociada a una ptosis, es decir una caida de la glándula y una distensión de la piel.

Objetivos
Una mamoplastia de aumento consiste en corregir el volumen de la mama juzgado insuficiente por el implante de una prótesis detrás de la glándula mamaria.

Principios
Todos los implantes mamarios actualmente utilizados están compuestos de un recubrimiento y de un producto de relleno.
El recubrimiento está siempre constituido por silicona elástica (elastómero de silicona). Puede ser liso o rugoso (texturado).
En cuanto a los productos de relleno el más utilizado es el gel de silicona desde hace casi 40 años.
El gel de silicona se incorpora a la prótesis en fábrica, por lo que la gama de los diferentes volúmenes es fijada por el fabricante.

Ventajas e inconvenientes

  • Gel de silicona: Sustancia gelatinosa más o menos suave (cohesividad). Puede ser:
    • Suave
    • Firme (gel cohesivo) Limita la aparición de pliegues. Elimina el riesgo de desinflarse.

    Consistencia aproximada a la de una mama normal.
    No se expande en los tejidos que les rodea en caso de ruptura.
    Producto no absorbible por el organismo en caso de ruptura del recubrimiento.
    Riesgo de retráctiles (endurecimiento) un poco más alto que con las de suero fisiológico.
    Puede extenderse en los tejidos que les rodean en caso de ruptura.
    Consistencia más firme y más pesada.

  • Suero Fisiológico: Solución de agua y sal a una concentración similar a la del organismo.
    Puede ser rellenado en fábrica o en el momento de la intervención (vávula).
    Absorción natural por el organismo en caso de ruptura del recubrimiento.
    Menos índice de cápsula retráctiles (endurecimiento) Posibilidad de aparición de pliegues.
    Desinflado de la prótesis de manera paulatina o bruscamente.


Antes de la intervención

La localización de la cicatriz, la situación de la prótesis con relación al músculo, el tipo y la talla de la prótesis habrán sido decididos en consulta, en función del contexto anatómico y de los deseos expresados por la paciente. Se llega así, después de una explicación clara de los diferentes métodos, a escoger lo que mejor conviene en cada caso.

La analítica preoperatoria habitual se realiza según las prescripciones. Puede ser útil verificar los estudios de imágenes existentes (ecografías y mamografías).
Ningún medicamento que contenga Aspirina debe de ser consumido al menos diez días precedentes a la intervención.

Anestesia y hospitalización

  • Tipo de anestesia: Normalmente se hace una anestesia general clásica, durante la cual usted duerme completamente.
  • Modalidades de hospitalización: Es suficiente un día de hospitalización.

La intervención
Cada cirujano tiene una técnica propia que adapta a cada caso para obtener los mejores resultados. De cualquier manera hay bases común.

Incisión cutánea
El implante se introduce por una corta incisión situada: en la areola, en la región axilar ó en el pliegue submamario.

Localización del implante
El bolsillo realizado por el despegamiento dentro del cual se va a implantar la prótesis está situado:
Detrás de la glándula mamaria y delante del músculo gran pectoral, ó detrás de la glándula y detrás del músculo gran pectoral.

Actos asociados
En caso de ptosis mamaria (mamas caídas, areolas bajas), es preferible asociar un acto de reducción de recubrimiento cutáneo que implica una cicatriz más importante (periareolar, vertical).

Posiblemente se dejará un drenaje 24h. después de la intervención de forma que la sangre o el líquido que pueda acumular sean eliminado. Al final de la intervención, se realiza un vendaje modelante con vendas elásticas con forma de sujetador.

En función del cirujano y de la necesidad de actos complementarios asociados, la intervención tendrá una duración de unas a dos horas.

Post-operatorio
El post-operatorio puede ser doloroso los primeros días, sobre todo cuando el implante está situado detrás del músculo Pectoral Mayor, por lo que se recurre al tratamiento con analgésico.

En algunos casos, el paciente sentirá una fuerte sensación de tensión.

El edema (hinchazón) y las equímosis (cardenales), de las mamas, y la molestia al levantar los brazos son frecuentes al principio.

El primer vendaje se retira al cabo de las 24 ó 48 horas y es reemplazado por un vendaje más ligero, realizando una especie de sujetador elástico a medida.

El alta hospitalaria se da a las 24 ó 48 horas después de la intervención, y la paciente es revisada en consulta dos ó tres días más tarde: en ese momento se pone un sujetador que proporcione una buena contención. Este sujetador está recomendado llevarlo durante un mes día y noche.

Los hilos de sutura si no son reabsorbibles, se retiran entre los 8 y 15 días post-operatorios.

Es conveniente prever una convalecencia y una baja de trabajo aproximadamente de 8 a 10 días.

Es aconsejable esperar uno o dos meses para retomar una actividad deportiva.

 

Posibles complicaciones
El aumento mamario por prótesis aunque se realiza por motivaciones esencialmente estéticas, es una verdadera intervención quirúrgica, lo que implica los riesgos ligados a todo acto médico por pequeño que sea.

Las técnicas, los productos anestésicos y los métodos de vigilancia han hecho inmensos progresos en los últimos 20 años, ofreciendo, una seguridad óptima, sobre todo cuando la intervención se realiza sin urgencia y en una persona completamente sana.

Con relación al acto quirúrgico: escogiendo un cirujano plástico cualificado y competente, formado para este tipo de intervenciones limita al máximo los riesgos, sin suprimirlos completamente.

El post-operatorio es en general simple, de todas maneras las complicaciones pueden ocurrir algunas inherentes a las intervenciones mamarias y otras ligadas al implante de un cuerpo extraño en la mama: los riesgos específicos de los implantes mamario.

1 Complicaciones inherentes a las intervenciones mamarias:

  • Infecciones, tratadas con antibióticos y a veces con drenaje quirúrgico.
  • Hematoma, puede necesitar evacuase.
  • Alteraciones de la sensibilidad, esencialmente del pezón, pueden observarse, pero la sensibilidad normal reaparece en un periodo de 6 a 8 meses.
  • La evolución de las cicatrices no siempre tiene por que ser favorable pudiendo existir cicatrices hipertróficas e incluso queloides, de aparición y evolución imprevisibles que pueden comprometer el aspecto estético del resultado y requiere tratamiento local específico largos.

2 Riesgos específicos de los implantes mamarios:
Son de tres tipos que varían en función de la naturaleza del producto de relleno del implante.

Se trata de la formación de pliegues u ondas, la producción de una contracción capsular periprotérica y el riesgo de ruptura o de desinflado:

  • Formación de pliegue o aspecto de ondas: El implante para que quede suave nunca se llena a tensión. Por este hecho, los pliegues del recubrimiento de la prótesis pueden ser visibles bajo la piel, produciendo entonces aspecto de ondas sobretodo en la parte superior externa e inferior de la mama. Este aspecto en más imperceptible en la parte superior en el caso de que la prótesis sea colocada en posición retromuscular. Este fenómeno es mucho más frecuente cuando la prótesis está rellena de suero fisiológico, aún más si es texturada. Esto expone aún mayor riesgo de ruptura y desinflado, por gasto prematuro del recubrimiento a nivel del pliegue.
  • Contracción capsular y cápsula fibrosa: La formación de una cápsula fibrosa alrededor del implante siempre ocurre. Es una reacción normal del organismo que produce una especie de membrana alrededor de cualquier cuerpo extraño para aislarlo y protegerse (“membrana o cápsula de exclusión”). En ciertos casos, esta membrana tiene una evolución desfavorable comparable a los queloides cutáneos: aumenta de espesor, se retrae y forma una verdadera cápsula fibrosa alrededor del implante. Se trata de la contracción capsular. Se distinguen cuatro estadios de dureza que van desde el aspecto normal indetectable, hasta las formas severas de cápsula con mama dura, redonda, fija y a veces dolorosa. La frecuencia de esta complicación no puede ser estimada globalmente puesto que varía en función de la indicación, el tipo de prótesis y de la técnica operatoria. Esta complicación es más frecuente en caso de prótesis rellena de gel de silicona.

La cápsula no aumenta el riesgo de ruptura pero expone a una complicación de tipo estético. Una intervención quirúrgica puede corregir esta complicación seccionando la cápsula (capsulotomía). Diferentes autores han propuesto soluciones técnicas para limitar la aparición de esta contracción:

  • colocar el implante detrás del músculo pectoral
  • la fabricación de paredes rugosas en la parte externa del implante (prótesis texturadas)
  • la utilización de implantes rellenos de sueros fisiológicos.
  • Ruptura y desinflado

Este tipo de accidentes ocurre como consecuencia a una alteración en el recubrimiento de la prótesis es decir del continente (elastómero de silicona). El fenómeno de porosidad, o de la apertura puntiforme o de una verdadera brecha puede ser la causa y aparecer como consecuencia de un traumatismo violento, un defecto de fabricación, pero sobre todo debido a la antigüedad de la prótesis (efecto de uso).

El desinflado en las prótesis que contienen suero fisiológico puede tratarse de un problema de perdidas por la válvula de llenado. Este tipo prótesis tiene un desinflado total o parcial rápido.

Si se trata de una prótesis rellena de gel de silicona, el gel permanece dentro del recubrimiento fibroso que rodea el implante (fuga intracapsular). La fuga entonces no tiene ninguna repercusión clínica. Sin embargo, el exudado intracapsular puede favorecer la aparición de una cápsula periprotética.

Con menos frecuencia, en caso de brecha importante en relación con un trauma violento o una punción con aguja, el gel se escapa más allá de la cápsula fibrosa (ruptura extracapsular). En pequeña cantidad, el gel puede provocar la aparición de un granuloma o cuerpo extraño bajo la forma de nódulo (siliconoma). En caso de ruptura capsular importante (traumatismo), el gel difunde a los tejidos vecinos, la mama toma una consistencia muy blanda, y pueden ocurrir reacciones inflamatorias: en estos casos el implante quirúrgico es necesario.

El resultado
Puede ser apreciado a partir del tercer mes, periodo necesario para el ablandamiento de las mamas y la estabilización de las prótesis.
Además de la mejora estética, el beneficio psicológico es muy importante.

Las imperfecciones de los resultados
Es posible que la cicatriz tenga una evolución anormal, engrosándose o retranyéndose.
Los dolores en las mamas y las alteraciones en la sensibilidad del pezón también son posibles.
Por otro lado, la insatisfacción del resultado estético puede motivar la reintervención previo aviso del cirujano.

Duración de la vida del implante
Una prótesis, bien sea rellena de gel de silicona o de suero fisiológico tiene una duración de vida indeterminada no pudiéndose estimar a priori puesto que ella depende de las complicaciones eventuales. De tal manera que la duración de vida del implante no puede garantizarse.
Una mujer portadora de implante está expuesta al riesgo de una intervención complementaria para reemplazar la prótesis para que el efecto benéfico se mantenga. Sin embargo hay que saber, que un implante de buena calidad no tiene una duración de vida limitada: no hay un plazo a partir del cual haya que obligatoriamente cambiar la prótesis. Así, en ausencia de complicaciones o de ruptura, el implante puede conservarse tanto tiempo como la paciente lo desee.

¿Es posible la lactancia?
La colocación del implante detrás de la glándula parece no tener influencia en la lactancia.

¿Favorece las prótesis mamarias la aparición de cáncer de mama?
La relación entre el cáncer de mama y las prótesis se ha investigado sin poner en evidencia ningún vínculo entre los dos y el implante de una prótesis mamaria no aumente para nada el riesgo de cáncer de mama. Los cirujanos de centros anticancerosos utilizan frecuentemente las prótesis mamarias en la cirugía reconstructiva.

¿La vigilancia de la mama es posible?
Teniendo en cuenta que la prótesis está detrás de la glándula mamaria, la vigilancia clínica es simple. La presencia de un implante puede modificar la capacidad de los rayos X para detectar un cáncer de mama. Las pacientes portadoras de implantes mamarios deben precisarlo al radiólogo para que pueda utilizar métodos específicos y adaptados (ecografía, mamografía digital).

¿Por qué fueron tan controvertidas las prótesis de silicona hace algunos años?
Las prótesis mamarias rellenas de gel de silicona fueron acusadas de desencadenar enfermedades autoinmunes en algunas pacientes. Hoy en día, el conjunto de trabajo científicos a este respecto ha aportado la prueba que no hay un aumento significativo del riesgo de enfermedad autoinmune en mujeres portadora de implante mamario y en particular aquellos rellenos de gel de silicona.

¿Hay una vigilancia después del implante de una prótesis mamaria?
Es necesario someterse a visitas postoperatorias en función de la prescripción del cirujano. Posteriormente, la presencia de una prótesis mamaria no implica realizar exámenes adicionales a la vigilancia médica habitual pero es indispensable precisar al médico que usted es portadora de implante mamarios. Es imperativo en caso de modificación de una mama (endurecimiento o al contrario reblandecimiento) consultar al médico (ginecólogo, cirujano) que podrá juzgar si es necesario recurrir a un examen radiológico o ecográfico. En resumen, no hay que exagerar los riesgos, pero simplemente, ser consciente que una intervención quirúrgica, aún aparentemente simple, implica siempre una pequeña parte aleatoria.

Recurrir a un cirujano plástico cualificado le asegura que este tiene la formación y la competencia requerida para evitar estas complicaciones, o tratarlas eficazmente en caso contrario.

Estos elementos de información le son dados en complemento a su consulta, le aconsejamos conservarlo, y leerlo atentamente después de la consulta y de reflexionar sobre él con “cabeza fría”.

Estas reflexiones ocasionarán, quizás nuevas preguntas, para las cuales espera información complementaria. Estamos a su disposición para discutirlas en una consulta.

Elevación de mamas

Para corregir la caída mamaria, sin reducción del volumen mamario. La necesitan todas aquellas personas que tienen el pecho caído; problema que puede ser originado por una pérdida importante de peso, posterior al embarazo y la lactancia; o sencillamente por el envejecimiento propio de la mama.

¿Qué es una mastopexia?
Es la cirugía que se utiliza para corregir la ptosis (caída) mamaria, sin reducción del volumen mamario.Por definición, se considera ptosis mamaria verdadera cuando el complejo areola pezón está por debajo del surco mamario.

¿Quién la necesita?
La necesitan todas aquellas personas que tienen el pecho caído; problema que puede ser originado por una pérdida importante de peso, posterior al embarazo y la lactancia; o sencillamente por en envejecimiento propio de la mama.

Anestesia
Anestesia local apoyada por sedación o anestesia general (según criterio del cuadro médico).

liposucción

Técnica
En la ptosis mamaria la piel ha cedido y relajado, por lo que la intervención consistirá en retirar, en mayor o menor grado, el excedente de piel existente.
Precisamente el paso mas importante del acto quirúrgico se realiza previo a la cirugía, al marcar con rotulador las lineas por donde luego se incidirá para retirar la piel sobrante.

El tamaño de las cicatrices dependerá de la cantidad de piel resecada y de la distancia que debamos mover el complejo areola pezón.

Su disposición será:

  • Periareolar (alrededor de la areola)
  • Periareolar más cicatriz vertical
  • Periareolar más cicatriz en “T” invertida, donde la rama horizontal de la “T” se situa en el surco submamario. Hay técnicas que en vez de “T” invertida utilizan una cicatriz en “L”

Para dar proyección a la mama, así como durabilidad al tratamiento, es necesario remodelar el tejido glandular, sujetandolo con puntos de sutura a la fascia del músculo Pectoral Mayor.

El aquellos casos en los que la mama caida se asocia con una perdida de volumen mamario importante, la intervención se puede combinar con un implante de prótesis mamario.

El cierre de la herida se realiza con puntos delicados en todos los planos, para terminar con una sutura intradérmica de la piel.

En el caso de que sea necesario dejar un drenaje se retirará al día siguiente.

En casa, se debe guardar reposo parcial durante cuatro o cinco días y mantener un tratamiento de analgésicos y antibióticos.

La duración de la intervención es de aproximadamente una hora y media.

Recuperación
El paciente puede regresar a casa el día de la intervención en la mayoría de los casos. Pero necesitará una semana de reposo parcial para volver a la actividad normal sin realizar grandes esfuerzos.

¿Qué riesgo se asume?
Aunque con una frecuencia baja pueden aparecer la siguientes complicaciones:

  • Hematoma: Es la acumulación de sangre que se produce cuando el coagulo que tapona un vaso se desprende. En los casos de sangrado profuso intraoperatorio se dejan drenajes; pero una vez instaurado el hematoma, es necesario reintervenir para evacuarlo.
  • Infección: El riesgo de infecciones hoy en día es muy bajo, ya que se previenen con tratamiento antibiótico. Aún así, si apareciera, y según su grado de intensidad, sus efectos podrían afectar el aspecto de la cicatriz y el resultado en general.
  • Ensanchamiento de cicatriz: No es tan infrecuente encontrar ensanchamiento de las cicatrices que han estado sometidas a una tensión, especialmente cuando se ha colocado un implante mamario. En algunos casos se prevé, y se programa un retoque de la cicatriz para mejorar su aspecto.
  • Cicatrices hipertróficas y queloides: La cicatriz puede ser de mala calidad, extremadamente gruesa y lenta para blanquearse (hipertrófica) circunstancia que depende de la naturaleza del paciente y de su edad.

El queloide es una enfermedad de la cicatriz, con un crecimiento desmesurado de la misma. En la raza blanca es infrecuente, sin embargo, en la negra no es raro su aparición.

Hiperpigmentación de las cicatrices, bien por la propia naturaleza del paciente, por exposición prematura al sol, o por ingesta de algunos medicamentos. Para resolver esta complicación se utiliza cremas y peeling despigmentantes además de tratamiento con láser, obteniéndose buenos resultados.

¿Se puede levantar el pecho colocando solo una prótesis?
Si es una ptosis verdadera, no. Ahora bien, en los casos que denominamos pseudoptosis, en los que el pezón se encuentra a la altura del surco mamario o por encima, en realidad no hay un verdadero excedente de piel, sino una perdida de contenido mamario que se puede remediar con la colocación de un implante.

¿Varia el tamaño de la mama con la mastopexia?
Una pexia sin prótesis no aumenta ni el tamaño ni la consistencia de la mama.

¿Compensa la cicatriz para subir el pecho?
Normalmente se tolera mejor la cicatriz que un pecho caido, ya que las cicatrices se hacen delicadas e intradérmicas.

¿Es posible hacer una mastopexia sin dejar cicatriz?
En este tipo de operación, siempre queda señal. En los casos donde el defecto es menor, la cicatriz se situará solo alrededor de la areola.

Reducción de mamas

La mamoplastia de reducción es una intervención quirúrgica que permite la disminución del tamaño de los senos, consiguiendo unos pechos más pequeños y firmes, a la vez que proporcionados con el resto del cuerpo. Además de la finalidad estética, la mamoplastia de reducción corrige también problemas físicos, dado que para muchas mujeres el exceso de volumen mamario es origen de molestias como dolor de espalda, cervicales, e incluso problemas psicológicos que llegan a afectar a las relaciones personales.

¿Qué es una mastoplastia de reducción?
Es una intervención que consiste en disminuir el volumen del pecho, remodelando la forma de la mama, y elevando el complejo areola pezón.
Debido a la necesidad de resecar piel y glándula mamaria, esta técnica lleva asociada a su resultado unas cicatrices, que se intentan sean lo mas disimuladas posible.

¿Quién la necesita?
Existen dos indicaciones fundamentales:

  • Una necesaria para mejorar la distribución del peso de las mamas sobre la columna vertebral, mejorando los dolores de espaldas asociados.
  • Otra puramente estética, con el objetivo de adecuar el volumen mamario al contorno corporal.

Para moldear las mamas y darles una forma armoniosa acorde con la anatomía de la paciente, el cirujano realiza una incisiones que generalmente tienen forma de ancla, trazando una línea vertical hacia abajo desde la areola y una línea horizontal en el surco submamario. Se conservará la areola unida a sus vasos sanguíneos y a su nervios en la mayoría de los casos.

No obstante, en procesos de grandes reducciones, es habitual separar la a- reola completamente y recolocarla. Será el propio cirujano quien decida la idoneidad de las técnicas a seguir en cada intervención, según las carac terísticas propias de la paciente a tratar. Además, también se puede reducir el tamaño de la areola, si así se considera oportuno.

¿Quién debe extremar precauciones?
La mastoplastia está contraindicada en toda paciente que tenga alguna enfermedad mamaria conocida o la sospeche; así como en mujeres embarazadas, en período de lactancia o hasta seis meses después de un parto.

Anestesia
Anestesia general.

Técnica
Lo más importante de la intervención es determinar cuanto volumen mamario y piel deberá ser resecado. Para ello las medidas previas y la marcación preoperatoria son determinantes, y definen el resultado de la intervención.

Existen tres tipos de disposición de las incisiones dependiendo de la magnitud del problema a resolver:

  • Periareolar, alrededor de la areola, para casos minimos.
  • Combinación de periareolar y corte vertical, para casos moderados.
  • Periareolar, vertical y transversal en el surco mamario (en “T” invertida) para casos importantes.

La elección de la técnica depende del criterio del cirujano y de las características de la mama a operar: edad, calidad de piel y volumen a reducir. Pero, en cualquier caso, hay que procurar que las cicatrices sean lo más finas posibles, y que no soporten tensión. La sutura es intradérmica.

Por otra parte, el pezón se desplaza unido a la glándula mamaria, salvo en casos en que pueda existir riesgo de que la sangre no llegue a la punta y se muera; entonces el complejo areola pezón se desprende y se injerta posteriormente.

Se dejan drenajes que será retirados al día siguiente antes de recibir el alta hospitalaria.

¿Qué riesgo se asume?
Aunque con una frecuencia baja, pueden aparecer las siguientes complicaciones:

  • Hematoma: Es la acumulación de sangre que se produce cuando el coagulo que tapona un vaso se desprende. En los casos de sangrado profuso intraoperatorio se dejan drenajes; pero una vez instaurado el hematoma, es necesario reintervenir para evacuarlo.
  • Infección: El riesgo de infecciones hoy en día es muy bajo, ya que se previenen con tratamiento antibiótico. Aún así, si apareciera, y según su grado de intensidad, sus efectos podrían afectar el aspecto de la cicatriz y el resultado en general.
  • Ensanchamiento de cicatriz: No es tan infrecuente encontrar ensanchamiento de las cicatrices que han estado sometidas a una tensión, especialmente cuando se ha colocado un implante mamario. En algunos casos se prevé, y se programa un retoque de la cicatriz para mejorar su aspecto.
  • Cicatrices hipertróficas y queloides: La cicatriz puede ser de mala calidad, extremadamente gruesa y lenta para blanquearse (hipertrófica) circunstancia que depende de la naturaleza del paciente y de su edad.
  • El queloide es una enfermedad de la cicatriz, con un crecimiento desmesurado de la misma. En la raza blanca es infrecuente, sin embargo, en la negra no es raro su aparición.
  • Hiperpigmentación de las cicatrices, bien por la propia naturaleza del paciente, por exposición prematura al sol, o por ingesta de algunos medicamentos. Para resolver esta complicación se utiliza cremas y peeling despigmentantes además de tratamiento con láser, obteniéndose buenos resultados.
  • Necrosis: Cuando la mama es grande, independientemente de que la técnica esté bien realizada, a veces tiene como complicación la ausencia de circulación en la punta del ‘colgajo’ que sirve para desplazar el complejo areola pezón y, por tanto, se pierde éste y se debe reconstruir. No es un hecho frecuente, pero hay que tenerlo en cuenta y la paciente debe estar advertida.
  • Seromas: Acúmulos de líquido seroso que si surge, debe evacuarse, pero no tiene mayor importancia.

¿Se puede dar de mamar después de este tipo de intervención?
En los casos en que la reducción es importante (a partir de 500 gr.), no se puede asegurar a la paciente que pueda mantener la lactancia.

¿Hay pérdida de sensibilidad?
En reducciones importantes puede haber una pérdida de sensibilidad erótica, la táctil se recupera.

Dicen que las cicatrices se pueden borrar luego con láser.
No existe ninguna técnica para borrar las cicatrices. Se pueden mejorar con diferentes procedimientos entre los que se incluye el láser.

 

Rinoplastia

 La rinoplastia es la intervención quirúrgica dirigida a cambiar la forma de la nariz, adecuar tu tamaño y contorno a la armonía facial. En algunas ocasiones, se debe acompañar de una operación para restaurar la función nasal, mejorando la respiración. Es uno de los procedimientos de Cirugía Estética más delicados en el cual el cirujano plástico debe demostrar su delicadeza y habilidad, debiéndose adecuar la nariz operada a los rasgos de la paciente para conseguir la belleza del rostro.

La rinoplastia está indicada para aquellas personas que presenten una alteración estética evidente de la nariz o en las que haya una disfunción respiratoria. No es conveniente intervenir antes de que el paciente adolescente haya terminado el desarrollo, ya que por las razones que antes explicamos es necesario esperar al término del crecimiento óseo normal y la madurez psíquica.

RINOPLASTIA

¿Que es una rinoplastia?
La nariz junto con los ojos componen la zona del rostro a la que se dirige la mirada cuando dos personas hablan, es por lo que es la personalidad del individuo se expresa con mayor intensidad en ese pequeño espacio. La nariz va cambiando de aspecto a lo largo de la vida, siendo difícil encontrar una nariz fea en la niñez y es a partir del desarrollo sexual cuando la nariz se empieza a modificar causando a veces problemas en la autoestima y la seguridad en si mismo de la persona.

Es la intervención quirúrgica de dirigida a cambiar la forma de la nariz, adecuar su tamaño y contorno a la armonía facial. En ocasiones se debe acompañar de una operación para restaurar la función nasal mejorando la respiración.

Es una de los procedimientos de Cirugía Estética mas delicados en el cual el cirujano plástico debe demostrar su delicadeza y habilidad, debiéndose adecuar la nariz operada a los rasgos de la paciente para conseguir la belleza del rostro.

¿Quién la necesita?
Aquellas personas que presenten una alteración estética evidente de la nariz acompañada o disfunción respiratoria. Es importante destacar que la rinoplastia estética es muy diferente de las intervenciones para la corrección de la función (hipertrofia de cornetes, desviaciones del tabique nasal, pólipos etc) y por tanto no siempre el cirujano domina bien ambas técnicas.

No es conveniente intervenir antes de que el paciente adolescente haya terminado el desarrollo, ya que por las razones que antes explicamos es necesario esperar al termino del crecimiento óseo normal y la madurez psíquica.                                                             Aunque a veces tras un traumatismo o por alteraciones funcionales se puede considerar una rinoplastia antes de este momento.

Duración de la intervención
Varia de 45 minutos a 2 horas dependiendo de la complejidad de la intervención. En ocasiones cuando es necesario aportar cartílago costal en grandes defectos, la rinoplastia puede prolongarse aun mas. No es necesaria la internación hospitalaria.

Recuperación
El taponamiento se retira a las 24 horas debiendo ser retirado en 48 y 72 horas en los casos en los que se combina con una septumplastia. La inmovilización la realizamos con una pequeña férula de plástico, evitando la utilización de vendas de yeso, lo que mejora considerablemente el aspecto del paciente tras la intervención, y que retiramos a la semana. Por último se inmoviliza una semana mas la nariz con esparadrapo de papel. Pasado 14 días de la intervención el paciente presenta una aspecto casi normal, desaparecido prácticamente los hematomas de las mejillas.

Anestesia
Se puede realizar con anestesia local mas sedación aplicada por un anestesiólogo. También se utiliza anestesia general si se prevé una intervención mas larga de lo común, o es solicitada por el paciente.

¿Que riesgos se asume?
Las complicaciones en rinoplastia son infrecuentes y es excepcional los casos de infección o epítasis importantes (sangrado). A veces hay dificultad respiratorias o irregularidades producidas por una cicatrización deficiente.

Es útil para controlar la inflamación utilizar compresas frías y evitar sonarse la nariz durante 48 horas, así como dormir con la cabeza un poco elevada. El paciente debe evitar el apoyo de gafas en el dorso nasal durante el primer mes.

Existen dos grandes grupos de rinoplastia las técnicas cerradas y las abiertas y se refieren a la forma de realizar las incisiones en la nariz. En las primeras se usan abordajes que no dejan cicatrices visibles colocándolas en el interior de los orificios nasales; se utilizan para deformaciones no muy importantes y su recuperación es mas rápida. Las técnicas cerradas son necesarias para corregir deformaciones importantes, a veces provocadas por una intervención anterior. El campo de visión que aportan estas es mucho mejor, pero como contrapartida deja una pequeña cicatriz en la columela nasal.

 

Frecuentemente la rinoplastia se combina con intervenciones para corregir defectos en el tabique y en los cornetes nasales para mejorar la función respiratoria.

¿Cuánto tiempo necesito para recuperarme?
El tiempo de recuperaciones variable depende del tipo y la magnitud de la cirugía, además no será igual someterse a una o varias intervenciones a la vez, pero en todos los casos recomendamos 48 horas de reposo, periodo en el que el dolor puede ser más intenso, sobretodo en cirugía tales como liposucciones, abdominoplastia o implante de prótesis de mamas detrás del músculo pectoral mayor.

Es importante saber que los moratones permanecen de 10 a 15 días por lo que durante estos una persona sometida a una intervención facial no tendrá un aspecto socialmente agradable.

El edema o inflamación suele durar 10 días, aunque el resultado de una liposucción no será evidente hasta pasado un mes. En general podríamos decir que la recuperación de un paciente en la mayoría de las intervenciones es de una semana, a partir de la cual recuperará su vida laboral y social.

¿Será dolorosa la intervención?
Los avances anestésicos que actualmente disponemos hacen que podamos asegurar que durante el desarrollo de la intervención el paciente no sufrirá dolor, sin embargo en el postoperatorio el paciente padecerá molestias o dolor dependiendo del tipo de intervención realizada.

Las operaciones faciales tales como rinoplastia o lifting, no suelen ser dolorosas representando solo ligeras molestias, sin embargo las liposucción si es de grandes volúmenes, abdominoplastias o implantes de prótesis de mamas detrás del músculo pectoral mayor tiene un postoperatorio con mayor disconfort.

Durante las primeras 48 ó 72 horas en las que nuestro equipo suministra analgésicos cada 4 horas mejorando notablemente los síntomas. Si la operación programada sabemos de antemano que será dolorosa, mantendremos internando al paciente para poder administrar la analgesia por vía endovenosa y si fuese necesario derivados de la morfina, consiguiendo aliviar la sintomatología.

¿Cuánto dura el edema y los moratones?
Los moratones suelen duran entre diez y catorce días. El edema será variable e irá aumentando en las primeras 48 horas de la intervención para empezar a disminuir desde ese momento, habiendo desaparecido prácticamente a las dos semanas en la mayoría de la intervenciones.

¿Cuánto hay que esperar para ver el resultado de una rinoplastia?
En líneas generales los cirujanos plásticos diferenciamos dos tipos de rinoplastias las abiertas y las cerradas.

Los casos complejos a veces obligan a utilizar la rinoplastia abierta que facilita la visión del problema, pero lleva aparejado un edema postoperatorio más largo (alrededor de un año).

Los casos resueltos con las técnicas cerradas pueden mostrar su resultado definitivo a los seis meses.

¿Qué es un queloides?
Todas las cicatrices de mala evolución con resultado inestéticos vulgarmente se engloban bajo la denominación de queloides; pero esto no es del todo correcto.

El queloides es un crecimiento desmesurado de la cicatriz con un comportamiento casi tumoral pudiéndole desarrollar una cicatriz roja, abultada, dura y de gran tamaño desde una cicatriz insignificante como un rasguño.

El resto de cicatrices rojas de evolución lenta y duras son cicatrices hipertróficas, que tienen un mejor pronóstico y tratamiento.

¿Puedo someterme a varias intervenciones a la vez?
Las operaciones de cirugía estética no suelen tener un compromiso de vida importante, ya que de otro modo no se justificaría el riesgo por el posible beneficio obtenido. Sumar operaciones aumenta la agresión al organismo.

Si la suma de las mismas no representan poner en peligro el equilibrio homeostático es posible, y lo recomiendo a menudo; sin embargo rechazo todo aquello que convierta un procedimiento de riesgo limitado en otro que aumente las posibilidades de complicaciones durante o después de la cirugía.