Es inevitable que los dientes se manchen y amarilleen, especialmente si somos fumadores o bebemos café con frecuencia. Tradicionalmente se han usados numerosos métodos, más o menos exitosos para intentar blanquear los dientes y tener una brillante sonrisa, a continuación, vamos a repasar algunos de los trucos más conocidos:

1. La cáscara de naranja. Se frotan los dientes durante un minuto con el interior de la cáscara de una naranja, para que las sustancias del mesocarpio actúen.

2. Las fresas con bicarbonato. No suena muy apetecible pero la fresa contiene agentes blanqueadores naturales.

3. Comer alimentos como la manzana o la papaya, también colaboran a mantener unas encías sanas y unos dientes blancos.

4. Las hojas de salvia también tienen propiedades blanqueantes.

5. Agua oxigenada diluida en agua y aplicada con algodón.

Estos métodos, pueden ayudar a limpiar algunas manchas, pero desde luego no son muy eficaces y algunos de ellos hasta puede dañar el esmalte de los dientes.

En la actualidad la forma más segura de lucir una luminosa sonrisa, es acudir a los especialistas. En Clínica de Medicina Avanzada Rivas, ofrecemos blanqueamiento dental según las necesidades médicas del paciente, con los mejores resultados, seguro y fiable, no daña el esmalte y no posee ninguna contraindicación.

El tratamiento es simple, bastan un par de sesiones de unos 20 minutos y luego continuar en casa con unas férulas que refuerzan la acción de blanqueamiento.

Afortunadamente, hoy en día salud y estética caminan de la mano y no tenemos por qué recurrir a remedios ancestrales, sino que podemos cuidarnos de la mano de los profesionales.