Tratamiento Estético Facial

Cada persona gesticula alrededor de 1.000 veces al día (tres por minuto) lo que, unido al paso de los años, genera la aparición de arrugas y surcos que envejecen el rostro. Las arrugas faciales vienen provocadas por tres factores “clave”, destacando la pérdida de elasticidad que atrofia la dermis, deshidratándola y contribuyendo a la degeneración de la piel y la formación de arrugas.

Por otra parte, la fuerza de contracción muscular que rompe la elastina de la piel y deja la arruga marcada, mientras que proceso de flacidez procedente de la pérdida de volumen por pérdida de grasa o por pérdida de fuerza a nivel muscular, también contribuye al envejecimiento.

En el caso de las arrugas de expresión, se manifiestan en el tercio superior de la cara. La región frontal, el entrecejo, las patas de gallo y el código de barras (labio superior) son las zonas más propensas a la aparición de las arrugas de expresión. En cambio, las arrugas causadas por la flacidez o pérdida de elasticidad suelen aparecer en la mejilla y la zona periocular.

En cuanto a surcos profundos de la cara, el nasogeniano (la arruga que surge entre la nariz y la comisura de los labios) y el pliegue de marioneta (bajo el labio inferior, la comisura) son los más comunes. Surcos que se acentúan con el paso del tiempo debido a una pérdida volumétrica a cargo del tejido adiposo superficial y profundo de la cara.

1ª Consulta GRATUITA

Valoración sin compromiso

91 485 35 87

Call Now Button