Pómulos

El paso del tiempo provoca en nuestro organismo una considerable disminución en la producción de colágeno y elastina, estas sustancias son determinantes para mantener la tersura y firmeza de la piel. Por eso los pómulos pierden la turgencia de la juventud y se vuelven fláccidos. Los cambios de peso, el consumo de tabaco y la exposición excesiva al sol, aceleran estos procesos y envejecen nuestro rostro.

Aumentar el volumen o el grosor de los pómulos, corregir sus arrugas o pliegues o mejorar su contorno mediante infiltraciones de rellenos, es una especialidad de la medicina estética que se emplea cada vez más como alternativa a la cirugía.

Mediante pequeñas infiltraciones de sustancias biocompatibles se consigue modificar contornos y reafirmar zonas. El tratamiento consiste en una intervención muy simple, muy segura y con muy buenos resultados, mediante la inoculación de compuestos que están presentes en nuestro organismo de manera natural en la juventud, pero que el paso del tiempo consigue hacer que su presencia disminuya.

Existen una cantidad de sustancias biocompatibles, similares al tejido conectivo del organismo, en cuanto a textura y elasticidad. Son productos probados cuya eficacia se ha demostrado ya en miles de pacientes. Determinar tipo de componente más adecuado para cada caso es la labor de nuestro experimentado equipo médico que evalúa y designa un tratamiento concreto según las necesidades y el historial clínico del paciente. Así se aseguran unos resultados excelentes.

En esta consulta preliminar el médico determinará el tipo de relleno a infiltrar, su cantidad y los puntos donde se practicará. En función del tipo de piel del paciente, su morfología y la profundidad de la zona a tratar.

Las sesiones de infiltración son muy breves solo duran entre 15 y 30 minutos. Son prácticamente indoloros, sus resultados se aprecian de inmediato y no requieren de ningún tratamiento adicional, basta un poco de protector solar durante los primeros días. El paciente sigue su vida cotidiana sin ningún inconveniente, y disfrutando de unos pómulos sensuales y bien definidos desde que sale de la consulta.

¿Tiene algún riesgo?

Los tratamientos de infiltración son extremadamente seguros y con un altísimo porcentaje de satisfacción entre los pacientes que los han seguido. En algunos casos, simplemente tienen como consecuencia la aparición de pequeños hematomas e inflamaciones unos días después de la sesión de infiltración que desaparecen muy pronto.

¿En qué casos está contraindicado?

Solo se desaconsejan los tratamientos con relleno si el paciente padece algún tipo de enfermedad del sistema inmune, como el lupus o la artritis reumatoide, pero en cualquier caso será el médico quien decida la conveniencia de aplicar el tratamiento.

¿De qué depende la elección de un producto de relleno u otro?

Según el tipo de piel del paciente, la de la zona concreta a tratar y del problema que presente, el equipo médico diagnosticará el tratamiento más adecuado para conseguir los mejores y más duraderos resultados.

1ª Consulta GRATUITA

Valoración sin compromiso

91 485 35 87