En esta época primaveral, llena de acontecimientos sociales, de bodas y comuniones, es muy frecuente recurrir a productos de blanqueamiento dental y hacerse una misma el tratamiento en casa. Pero si quieres lucir una sonrisa bonita luminosa y sin problemas, es mejor que recurras a un especialista.

Estos productos, cada día más abundantes en nuestras farmacias, normalmente constan de una férula estándar, un agente blanqueador que suele ser gel de peróxido de carbamida o hidrógeno, una jeringa y a veces un pequeño sistema luminoso para la fotoactivación.

Parece sencillo, pero ¿estás segura de no tener ninguna caries?, por pequeña que fuera podría causar un intenso dolor. Si tienes placa acumulada entre los dientes también impedirás que el blanqueador haga su efecto.

No todas las denticiones son iguales, algunas personas tienen más esmalte que otras y ante tratamientos de este tipo, se puede aumentar la sensibilidad dental y tener problemas posteriores. Por eso es muy importante determinar antes del comenzar el proceso, cuál debe ser el grado de concentración de la solución y su aumento o reducción a lo largo de las distintas sesiones del tratamiento.

Por eso debemos recurrir a los especialistas, sólo ellos pueden determinar si nuestra boca está preparada o no para un tratamiento así, decidir la concentración del gel blanqueante y planificar el número de sesiones y su intensidad. Además, la férula que un profesional usará estará adaptada a ti, de forma que el blanqueante actúe con todas sus propiedades. Sólo así se pueden garantizar unos resultados óptimos.

El tabaco, el café y determinados alimentos tiñen los dientes de manera natural y provocan su amarilleamiento. La placa dental, a su vez, aumenta el problema. Por eso el blanqueamiento dental debe realizarse siempre sobre una boca sana, libre de caries y sin problemas de encías. Y debe ser un odontólogo quien determine el tratamiento más adecuado.

No lo dudes, si quieres lucir una sonrisa resplandeciente, con unos dientes blancos y sanos, pide cita previa ahora mismo.